Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

lunes, 27 de diciembre de 2010

Sonrisas


¡Qué fácil es sacar lo mejor de los demás con una sonrisa...!

Hoy hemos estado dando una vuelta por el centro de la ciudad, comprando alguna cosa que nos faltaba, entrando en un montón de tiendas, probándonos ropa, riendo, charlando... y ha sido curioso ver como quién nos atendía, cambiaba la cara al hablar con nosotros y como se relajaban y hasta bromeaban... Así en cada establecimiento, incluso en uno en el que la dependienta se ha equivocado y nos ha pedido mil perdones preocupada por nuestra reacción... pero al ver nuestras caras, ella misma ha cambiado para bien.

¡Qué facil es sacar lo mejor de los demás con una sonrisa...! ¡Qué facil es ser simpático y amable...!

Pero parece que a la mayoría de personas les deben cobrar por ello porque la antipatía flota en el ambiente... ¡y eso qué es Navidad...!

PD. Nos vamos de cena a Barcelona... mañana os cuento...

;)

3 comentarios:

Roddo dijo...

Lo que cuentas me hace recordar lo siguiente:

En diciembre pasado, para el matrimonio de Jany y Víctor, he ido hasta la ciudad de Chillán buscando un regalo para darles.

En una de las megatiendas de por aquí, en donde Jany tenía su lista de novios, pasé a mirar algunos de los artículos de esa lista para elegir mi regalo.

Los vendedores, con sus caras de dos metros por el cansancio y estrés a más no poder, a penas me tomaban en cuenta, pero conseguí que uno de ellos me atendiera.

Una vez hecha la compra, la tienda envía un mail a los novios, indicando que el invitado X había comprado el producto X de la lista. Entonces recordé que a Jany le encanta la música de George Michael y le he dicho al vendedor que pusiera ese nombre como comprador del artículo.

Primero, me miró con asombro, pero cuando notó que iba en serio, se puso a reír, digitó el nombre y envió el correo... así que mi amiga Jany, recibió una cafetera eléctrica de parte del mismísimo George Michael, y el vendedor, yo y mis amigos, nos pudimos reír por un buen rato! Jajaja.

Runner dijo...

Simpática la anécdota que cuentas, Roddo :-) Gene, confiesa, tú estabas la mar de simpático porque te encanta el shopping, so zorrona ;-)

genestel dijo...

Sí!!!... soy una zorrona mala y maligna que disfruta con el shopping cómo una perra!!!

;)

Roddo, ¡bueno lo de George...!