Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

miércoles, 15 de febrero de 2012

Ayer



Ayer, cuando se hizo la noche y la luna medio brillaba, fue la primera vez que fui a la casa de T. tras su eterna partida.

Me emocioné en silencio, un nudo me atenazaba con fuerza la garganta y sentía el frío más intenso que nunca. El ambiente era triste y pesado y, recorriendo las habitaciones, salas y pasillos, sentí como cada objeto, cada libro, cada mueble... lloraba su pérdida.

Y tuve que salir de allí.

5 comentarios:

Reyes dijo...

Lo siento mucho.
Volver al sitio que habitaba o ver la ropa que usaba alguien que ya no está es de las peores cosas que se pueden vivir.
Un abrazo.

añil dijo...

Seguro que T está bien, en donde quiera que se encuentre. Sus cosas, su sitio es sólo materia y recuerdos.
Quédate con lo mejor y sustituye el frío por el calor de los momentos vividos. Seguro que pasear por su casa con esta visión te hará sonreir y disfrutar de su recuerdo.

Un beso

genestel dijo...

Reyes, la verdad es que es un momento muy duro, tremendo y,además, acompañaba a alguien muy cercano al que le está costando un poco pasar este trago. Es difícil. Muchas gracias or tus palabras.
añil, también yo estoy seguro de que esatrá muy bien y que estará sonriendo por todo lo que estoy ayudando a..., sé que me está muy agradecida. Tienes mucha razón, son sólo materia y recuerdos, pero muy apegados a esa persona, aún se olía su aroma... Me quedo con lo mejor, con sus palabras tan sabias y con su tremenda lógica y tolerancia. Me quedo con ese amor tan grande e inagotable que profesaba a los suyos y con esa fuerza que la caracterizaba. y con la sonrisa de sus ojos axul profundo, azul de mar rugiente, azul de cielo sugerente, azul de felicidad.
Pero resulta complicado recoger, guardar, decidir... aunque es mejor hacerlo con una bonita y potente sonrisa al recordarla por lo que fue y por lo que siempre será: una grandísima dama.
Muchas gracias a ti también.

Gracias a las dos, ¡sóis dos soles enormes! ^^

Roddo dijo...

Qué pena, Gene.

Imagino que, lamentablemente, es un trámite que hay que hacer y no imagino lo doloroso que debe ser, especialmente, para alguien cercano a T., que ha vivido toda una vida en su compañía... Qué pena!

Fuerza y grandes abrazos a la distancia.

genestel dijo...

Roddo, ya sabes que son cosas que s etienen que hacer pero... apenas se ha hecho nada y está todo allí... Ya verán ellos cómo, dónde y cuándo..., prefiero no preguntarlo.