Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

jueves, 8 de septiembre de 2011

Decisiones



Día genial en la playa: sol, mar, buena comida, gran compañía, el Empordà catalán..., pero con la cabeza centifugando a tope.


En un momento dado he comentado que la vida siempre busca la manera de complicarnos las cosas, aún cuando has decidido que nada ni nadie te van a afectar, y menos cuando las cosas te vienen de rebote y por boca de quintas personas.


Pero tus valores son eso, tus valores, y no puedes permanecer impasible ante temas que son duros y que tu intervención lograría cambiar el rumbo de la vida de una persona. Y para bien.


Mientras disfrutaba del agua cristalina de la Costa Brava, me he dejado flotar durante un rato y he observado el ir y venir de las gaviotas, mientras mis pensamientos daban vueltas y más vueltas sobre qué decisión tomar..., y ha sido cuando una golondrina de mar se me ha acercado y me dicho muy alto y claro: "tú decisión será la correcta, haz caso a tú corazón". Y ha sido entonces cuando he decidido que..., que debo hacer lo mejor para todos, pero principalmente, para mi.


Cuento con el apoyo de los míos, cuento con mi fuerza interior y con la bendición de los ángeles, así que si todo va como tiene que ir..., la decisión será la correcta, nada fácil, pero la correcta al fin y al cabo.


La vida es una continua toma de decisiones correctas e incorrectas, pero debemos asumir las que nosotros mismos tomamos sin culpar a los demás.


Decisiones..., para bien o para mal, pero decisiones.

4 comentarios:

Roddo dijo...

Hace mucho tiempo, alguien me preguntaba en mi familia por qué no consultaba nada antes de hacer o no hacer. Mi respuesta fue justamente la que has comentado: Decidiendo sólo, no puedo culpar a nadie si las cosas no han salido como quería.

Decidimos cada segundo del día que vestir, qué comer, que pasos seguir para terminar antes y de la mejor manera un trabajo, donde ir, con quién salir, qué comprar y que no. Algunas decisiones requieren meditar más, porque se arriesga más, pero si hay suerte, puede que le atines. Si te equivocas, bueno, de los errores se aprende, no?!

Con respecto a esta nueva decisión tuya, quiero los detalles ¡"altiro"! ;-)

añil dijo...

Me parece una reflexión muy sabia.

Un beso

Runner dijo...

Haz caso a Roddo. Yo lo veo de la misma forma :)

genestel dijo...

Roddo, todo son decisiones, pero a veces uno se cansa de decidir tanto. Pero lo que yo decido es lo bueno, y me equivoque o no, son mis propias decisiones.

añil, hay que ser un poquito sabios en la vida, ¿verdad?

Runner, hago caso, hago caso, pero a veces (como ahora), las cosas son muy, muy complicadas...

Un beso!