Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

viernes, 16 de septiembre de 2011

Cansancio




Cansancio..., cansancio..., cansancio...

Esta no va a ser una buena entrada, aviso, a quien no le apeteza realidad, que no siga leyendo...

Creo que todo se está complicando de una forma desmesurada e irreal y que voy a enloquecer ante tanta absurdidad que las personas demuestran..., ¿cuántas veces se puede romper un alma...?, ¿cuánto aguante puede tener un corazón...?..., mi alma es irrompible y mi corazón aguanta todo lo que se le cargue, parece mentira e imposible, parece una mentira total pero es una realidad como un templo.

Llamadas de teléfono, cuentos alocados, sentimientos perdidos..., ¿dónde estoy llegando?La verdad es que no tengo ni puta idea, y lo peor de todo es que he medio explotado a la hora de comer, con quien menos debía y en un momento bastante inoportuno..., pero me he dado cuenta de ello y, en apenas medio segundo, he callado y no he seguido. Después me sentía tan y tan mal, tan culpable..., que no sabía qué demonios decir.

No es justo que,cuando has dado toda tu vida por una persona, ésta te condene por su falta de inteligencia, por su inconsciencia y por sus ganas de joderte hasta esos límites que nunca se pueden cruzar. Porque hay unos límites que nunca jamás se deben cruzar en las relaciones entre personas. Porque si los sobrepasas..., nunca nada volverá a ser igual. Y así ha ocurrido. Y mi cabeza dá vueltas y vueltas mientras mi sentido común dice una cosa y mi corazón dice otra por completo contraria. ¿Qué haces?, ¿qué decir...?Es tan difícl todo que quisiera hacer las maletas y marchar sin dejar rastro. Ojos que no ven, corazón que no siente..., ¡cuánta verdad!

No sé si sentrame en el suelo y llorar hasta quedarme seco por dentro o dar un portazo y pasar de todo, no sé si huir o abrazar, no sé si dormir o callar, no sé si decir o explotar, no sé si ser indiferente o hundirme en el fango...

De momento soy lo más frío e distante que puedo, de momento me alejo pero estando al acecho y conociendo cada movimiento, de momento me mantengo al margen a la espera de los eventos que puedan llegar a suceder..., que serán duros y graves con toda seguridad (no hace falta ser adivino).

Más daño no puedo aguantar, más dolor no puedo cargar, más miserias no puedo soportar, más putadas no, por favor, ¿es qué nadie aprende?, ¿es qué nadie puede ver a través de mis ojos?, ¿es qué nadie se dá cuenta de lo mucho que se están pasando...?

Lo cierto es que no me quejo, la verdad es que no me hago la vítima ni quiero entrar en ese juego, pero escribiendo esto me desahogo, porque digo sin decir, porque mis sentimientos salen a la luz por un breve momento, porque de alguna manera tengo que vaciar sin que nadie aguante mi mal humor.

Por suerte me vienen dos días de guardias completas, dos días de trabajo intenso donde poco puedo pensar, dos días donde dejaré todo un poco aparcado, aunque sé que cada momento del que disponga (segundos, minutos...), mi cabeza se volverá a conectar y a rodar y a discurrir y a imaginar...

Odio no poder decir de forma pública todo lo que está ocurriendo, pero no sería justo (¿acaso algo es justo?), porque mis valores no son esos, porque es tan triste que parece una novela escrita hace muchos años ya.

No espero consuelo, ni ánimos, ni esperanzas..., tan sólo espero que la noche caiga y me pierda durmiendo, aunque las pesadillas hacen acto de presencia cada vez más y más.

Ayer me vacunaron y me hizo un efecto fatal y luego el teléfono, y las noticias que llegaron tan cansinas y pesimistas, y levantarme antes de la salida del sol, y trabajar colgando los problemas en la taquilla, y no decir y callar...

No sé, no sé dónde ir, qué decir, qué hacer, qué discurrir porque..., ¿que más puede pasar?Voy contando los días que me faltan para nuestra escapada a una isla del Mediterráneo y desconectar, no llevar ningún móvil, no llamar, tan sólo ver las puestas del sol y bañarnos en el mar, disfrutar de la comida local y pasear, sentarnos en los acantilados y soñar, ir caminando descalzos por la arena cogidos de la mano y dejar que nuestras mentes vuelen liberadas de tanta carga emocional...

No os asutéis, no os preocupéis, todo pasa, y lo qué tenga que ser será..., tengo a veteli y a mi casa nueva.

Y me aferro a ellos con fuerza y presteza, con decisión y seguridad.

Que no me pidan más.

Ya no.

4 comentarios:

Reyes dijo...

ueno , nene , no sé qué decirte; dejas caer pero no saco nada en claro, aunque sé a qué te refieres con eso de no saber qué hacer .
Ni qué decir.
Por si acaso, sigue caminando , cmo he leído por ahí, el Infierno se cruza a pie.
Un beso y ánimo.

Eline dijo...

Muchos ánimos Genestel!

Espero que ya te sientas mejor y aunque suene como una tontería, me alegro que te puedas desahogar de esta manera aquí en el blog.
Te envidio en cierto modo por ello...

Te envío mucha energía positiva y a seguir adelante. A veces al día siguiente todo ya tiene un color un poquito diferente!!

Un abrazo :-)

Runner dijo...

Sólo puedo decirte una cosa: adelante, y darte las gracias también por desnudarte como lo haces en este blog. Un beso grande.

genestel dijo...

Reyes, el Infierno se cruza a pie y con ropa de algodón... Gracias por tus ánimos.

Eline, me quedo con esa energía positiva que me envías, ¡es cómo viento fresco que me ayuda a respirar!Escribir sobre lo que a uno le ocurre es la mejor terapia que existe. Prueba un día, pero sin censuras. Gracias por tus palabras.

Runner,..., gracias por estar siempre ahí. Gracias a ti.