Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

domingo, 2 de enero de 2011

Acarreando


No sé, creo que no pensaba iniciar el año con esta frustración que llevo dentro, pero es que me cuesta mucho entender el por qué de las cosas y en qué debo estar equivocándome... porque en algo me equivoco.

Me esfuerzo como nadie en todo, me dejo la piel y media vida en todo lo que hago y, a la hora de la verdad, son los demás los que reciben el premio. Y no lo entiendo.

Mi desastroso estado de ánimo es debido al trabajo, ese trabajo que no tengo y que ansío, y que no llega nunca. Me he estado preparando muchos meses, he estudiado como un bestia para sacar las mejores notas, no he faltado ni un sólo día a clases ni a prácticas, he trabajado de forma gratuita en mis prácticas como si fuera un miembro más de la empresa... y hoy me entero que los que han pasado más y los que más han faltado y se han esforzado menos... ya están trabajando con el título recién sacado.

No lo entiendo, la verdad es que no, y que conste que me alegro por ellas, que ha sido una alegría... pero me siento tan abatido por haber invertido tanto y ver que no ha servido de nada que me pasaría la tarde llorando en casa. Y no lo voy a hacer.

No lo voy a hacer porque no me da la gana. Pienso que si la vida siempre me lo pone todo tan difícil, será por algo, pero las fuerzas las pierdo y me siento agotado... muy agotado.

Mi pregunta es... ¿de qué me sirve tanto esfuerzo...?¿De qué me sirve haber luchado tanto si me cierran las puertas...?

Voy a tener que ser un verdadero hijo de la gran puta y comenzar a pisotear a todos para conseguir lo que me propongo.

Porque d eotra manera veo y siento que no consigo nada.

Qué decepción tan grande acarreo hoy...

Bueno, mañana será un día nuevo, bonito e interesante y... y puede que tenga mejor suerte.

Seguro.

5 comentarios:

Roddo dijo...

Esto pasa en todos lados. Parece que la vida se encarga de premiar los comportamientos más ruínes de la gente. Mientras más perezoso, mal intencionado y oportunista eres, mejor te va.

Mi amiga Paula, se ha quemado las pestañas durante años para ser la mejor en su área y lo logró. Nota máxima en sus ramos, tesis y práctica profesional, pero finalmente resultó que sus compañeras más descuidadas, consiguieron mejores trabajos, con menos horas y mejor sueldo... Pero ella dentro de todo está contenta, porque con el tiempo se ha convertido en una de las profesionales más respetadas de la zona, por su competencia, dedicación y coherencia. El dinero que ganas a fin de mes se recibe con la frente más en alto cuando ha sido ganado con honestidad.

Se que llegará tu oportunidad y todo este tiempo invertido te servirá para ganar experiencia y aprendizaje.

Puede que tus compañeros ya tengan un trabajo, pero si no son los mejores se acabará. Una cosa es encontrar un trabajo y otra muy distinta es mantenerse en él por tus capacidades.

Abrazos y mucho ánimo, Gene.

Runner dijo...

¿Enchufismo? Quizás ésta sea la respuesta. Es una práctica que no ha dejado de hacerse, Gene. En cualquier caso estoy seguro de que tu recompensa llegará, más tarde o más temprano. Los que no somos unos hijos de puta tardamos más en conseguir las cosas, pero al final la justicia cósmica se pone de nuestra parte. Piensa en la letra de "Return To Innocence", confío en que te sirva.
Un abrazo fuerte, fuerte.

genestel dijo...

"Return To Innocence"... me sirve, me sirve.

Tenéis toda la razón, lo sé, y de hecho ya lo sabía el mismo día que me dió el bajón... pero es que me frustó tanto que me dieron ganas de mandar todo a la mierda y marcharme de aquí, a algún lugar donde se valore má a las personas..., no sé estoy pensando mucho en irme de aquí demasiado últimamente...

Besos!

Runner dijo...

¿A Menorca? ;-)

genestel dijo...

Runner,podría ser, podría... pero hay otra isla mucho más al sur que necesita de buenos profesionales...

Enchufismo...?Acabo de encontrarme a otra compañera de estudios, de las más paraditas, y la han pillado también desde el día 27. Déjame contar...lleva 8 días y ya está harta y quejándose porque la han destinado a una ciudad vecina y, claro, eso no puede ser (a 10 minutos en tren, de centro a centro), y ya estaba llorando... ¡tendrá cojones! Al final pondré una denuncia a estas empresas por discriminación...

Cuando vuelva del viaje, empezaré a llamar a puertas y a dejar CVs y veremos qué ocurre...