Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

viernes, 29 de enero de 2010

Curioso, ¿no?


Lo curioso del caso es que cada día que pasa me siento un poquito peor, es como si nunca acabara esta melodiosa agonía, como si todas las cartas que me tocan fueran las de superar un buen montón de pruebas... cada una más difícil y complicada.
Lo curioso del caso es que cuando más agobiado te sientes, más te presionan ciertas personas para que des lo mejor de ti e intentes solucionarles sus vidas, cuando ellos y ellas ni se plantean en qué estado te encuentras y, cuando intentas dejarlo claro o decirlo en voz alta, es cuando te sueltan eso de "no me cuentes nada porque a mi no me importa"... y te entran ganas de salir a la calle y descuartizar a medio mundo... pero como eres bueno y sueles entender las cosas... pues te lo echas a la espalda y sigues capeando el temporal, que quizá algún día termine por pasar (o no).
Lo curioso del caso es que siempre encuentro fuerzas en algún lugar secreto y perdido de mi interior, unas fuerzas a veces algo empañadas por un mal genio casi constante (por eso te dicen lo de "qué borde eres") pero fuerzas al fin y al cabo.
Lo curioso del caso es que hoy, pese a mi pésimo estado anímico y moral, he decidido iniciar una nueva andadura por este mundo virtual para poder decir y divagar sin más.

Porque yo... yo creo en mi.


2 comentarios:

Roddo dijo...

Y me alegra ser el primero en comentar y en descubrir este nuevo rincón secreto.

Yo también creo en tí, ya sabes que eres en muchos sentidos mi fuente de inspiración y modelo a seguir (menos en lo del largo del cabello claro está...jajajajaja).

Bienvenido a este otro mundo virtual llamado Blog (que ya sé que partes una colaboración el 31, que aunque hace tiempo me habías contado que te habían pedido colaboración pero que era secreto, yo ya sabía quién y para qué... no te puedes librar de mí tan facilmente).

Te quiero mucho... y ya tienes 1 seguidor! Jejejeje.

Abrazos!!!

Logan dijo...

Y déjame decirte que no te traiciones nunca, NUNCA.