Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

martes, 10 de mayo de 2011

Motivos Personales



Motivos personales.

Motivos personales han sido los que me han tenido alejado del mundo virtual y del mundo real.
Motivos personales que han conseguido zarandear, zozobrar y casi hundir mi día a día, mi vida, mi camino, mis sentidos... mi yo mismo.

Con verdadero pánico he visto desde las gradas como he sido juzgado, condenado y casi, casi ejecutado sin mediar palabra, sin pregunta alguna, sin sentido y sin razón... tan sólo por el poder de la palabra de los otros, de los demás, de esas lenguas sucias y viperinas llenas de un veneno curtido y trabajado a lo largo de muchos años. Tanto ha sido el daño que me he sentido incapaz de relacionarme, incapaz por falta de ganas, por falta de fuerzas, por falta de ánimos... por una gran falta de apoyo en general que me he quedado sin palabras y, de muy largo, hastíado y decepcionado.

Decepcionado por actos de locura cometidos por personas cercanas a mi, tan cercanas que las tripas se me deshacen tan sólo con pensarlo, tan cercanas que he rogado al cielo que jamás se hubieran cruzado en mi vida. Jamás.

Pero... pero, para mi, han muerto, han sido barridas por el viento y ni tan siquiera han quedado unos meros despojos, no quiero saber absolutamente nada más de ellos en lo que les resta de vida. Ha sido una dura y meditada decisión, ha sido algo más que pensado y reflexionado, ha sido duro, tan duro que rozaba la crueldad el decidir algo semejante, pero era mi supervivencia como ser humano la que estaba en juego. Y he jugado las cartas que me han tocado. Y he jugado con toda mi sabiduría y destreza, he jugado con fuerza y decisión, con pericia y frialdad... y este ha sido el resultado: revivir.

Y seguir.

Pero el mal ha llegado dentro de mi, se ha abierto paso a grandes bocados y se ha aposentado en el interior de mi corazón y eso va a ser difícil de cambiar, de mover, de eliminar, de perder.
Y he madurado, he madurado aún más si cabe, he madurado tomando decisiones corrosivas y dolorosas, he madurado por tantas bofetadas cansadas que he recibido, bofetadas que me han dado sin ningún derecho, y que ahora ni yo mismo lamento.
Ese mal arraigado que se me ha metido, me ha servido de escape, de vuelo directo a retomar el sentido de mi vida y hacer que sea mil veces más práctico, más decidido y que me importe todo bastante menos. Y a quien no le guste... pues no lo siento, que se marche y todos tan contentos.

Las relaciones se han visto, por fuerza afectadas, hipotecadas, removidas y cambiadas, las relaciones las siento ahora diferentes y carentes, la mayoría, de sentido... carentes de un fin, carentes de amor y amistad, carentes de luz y sonido, sin color, sin olor, sin tacto y sin pasión. Se han tornado opacas, frías, distantes y hartas... y me parece hasta bien.

El tiempo todo lo cura, dicen, que todo pasa, dicen, que todo se asienta, dicen, que todo se acaba por aceptar, dicen, que todo se sobrelleva, dicen... y lo peor de todo es que sé qué es cierto.
Con el tiempo se curará, se pasará, se asentará, se aceptará, se sobrellevará... pero siempre lo tendré ahí enquistado y apenas cicatrizado... Quizá algún día lo pueda perdonar, aunque sé que en el fondo ya está perdonado pero... es imposible de retomar nada y de continuar igual. De mi ya nada pueden esperar.

Y grito, ¡grito!, grito por ese gran dolor que me han causado, grito de rabia y de asco, grito por fuera, por dentro, por los cuatro costados, por las cejas, los ojos... por todo mi cuerpo. Grito de un asco acerbado, de un asco altivo y de una vergüenza ajena que es tanta que apenas merece ni una oblicua mirada... Vergüenza es lo que me han demostrado, lo que se han ganado... pena.

He rozado con las manos el frío de la depresión, del hastío, del invierno eterno y de la sinrazón, los he rozado, los he sentido de lleno, los he esquivado sin darme casi cuenta... porque de lo contrario, me hubieran atrapado. Pero no me he dejado ni llevar, ni amedrentar, ni vencer, he querido continuar y seguir, con restricciones, con sumo cuidado, con lejanías, con desconfianza... pero aquí sigo andando, caminando por el sendero de la vida que, a veces, es tan dificultosa. Mala. Odiosa. Complicada. Falsa. Pero única. Bonita. Dulce. Vida.

Decisiones que no se toman a la ligera, decisiones que con su valiente cargo pesan, decisiones inamovibles y duraderas puesto que son promesas que me he hecho y que han cerrado, para siempre, sus puertas.

Y yo me pregunto tantas cosas para las que no hay respuesta que mi cabeza se pierde ante esos interrogantes que pierden significado y que son tan vacíos como los cantos rodados del lecho de un río extraño...

Amigos... ¡cuánto los extraño y los echo de menos!...¡cuánto! Pero han sido incapaces de ver un poco más allá, de darme un apoyo que con ansía he necesitado, un apoyo diario, un apoyo silencioso sin grandes hazañas ni maniobras exageradas... Y no les reprocho nada, no..., no reprocho..., ellos tienen sus vidas y no se han dado cuenta de lo malo que ha sido todo porque mi máscara es dura y amurallada y mi sonrisa forzada esconde un mar en plena tormenta, una tempestad de locura, lágrimas, olas, rayos, gritos y tristeza... porque mi sonrisa no se ha perdido y, aunque a veces con exceso marcada, sigue estando dibujada en mis labios. No he querido sacar ante ellos, mis amigos, tanta pena porque no me gusta el rol de víctima, no he querido cargarles con algo extra ya que ellos también tienen problemas... pero he necesitado que me dieran un empujón para escupir toda esta mierda... y no ha sido así. Lo malo... es que todos mis amigos viven fuera, lejos de aquí... y soy yo el que siempre se tiene que mover, desplazar, buscar... y sin fuerzas, ni ganas, ni ilusión... no los voy a encontrar...

Por eso escribo estas líneas, por eso escupo tanta dureza, por eso necesito que salga fuera, por eso he decidido plasmarlo..., para vacíar un poco mi alma y quedarme un poco más tranquilo y seguir más ligero y con mucha más fuerza.

Por suerte he tenido todo el apoyo de mi pareja, de mi veteli amado, de mi compañero de risas y lágrimas y él ha sido mi tabla de salvación, mi guía durante estos meses, semanas y días... mi abrazo, mi latido, mi sentido, mi entereza, mi sentido común y mi cuerda. Sin él ya me hubiera ido sin dar señales de vida a nadie, hubiera abandonado todo y a todos y hubiera vuelto a empezar lejor, bien lejos de aquí.

Ahora es posible que dejemos mi ciudad, esta ciudad que me ha visto madurar, vivir de verdad, luchar... necesito cambiar, dejar esta casa que me trae tantos recuerdos de unos años complicados... de nuevo empezar en otro lugar. Un lugar donde apenas me conocen, un lugar cercano pero que con esos pocos kilómetros de diferencia, la distancia es larga y extensa. No he conseguido que nos vayamos más lejos, pero el infinito sabe que lo he intentado y que a una leve palabra, cruzo el mar y nos vamos a vivir a ese lugar tan soñado y deseado. Pero... de momento...

Ya he visto el que puede ser mi nuevo hogar, una casa luminosa, espaciosa, nueva, por estrenar, una libreta en blanco para rellenar, unas paredes vírgenes para decorar, unas terrazas para disfrutar, para bailar bajo un manto de estrellas mientras sigo escribiendo los capítulos de una vida llena de vivencias malas y buenas.

Sé que me va a resultar duro marchar, sé que me va a doler dejar esta ciudad que tanto me gusta porque sé que no volveré para pasear, ni deleitarme con sus tiendas, ni con sus bellos rincones, ni con sus cafés secretos, ni con su luz especial. Sé que pasear por su Rambla no volverá a estar en mi vida, sé que pocas veces vendré... pero es lo que tengo y debo hacer.

Esto es lo que personas con mal fondo han conseguido de mi, que decida marchar dejando un rastro de indiferencia, sin dirección alguna, sin número de teléfono, sin rastro de vida... mi vida que ahora es más mía que nunca.

Y es que mi aguante ha desaparecido, y es que las putadas han sido tan grandes y tantas a lo largo de mi vida que el perdón se ha visto agotado y ha cerrado la caseta por vacaciones indefinidas hasta vete tú a saber cuándo...

Motivos personales me han mantenido apartado, alejado del mundo... pero eso ya se ha acabado.

Renacer o morir.

Y he escogido renacer y vivir.

KIM WILDE "ALL ABOUT ME"


"Waking between night and day
I'm floating over hills and mountains
Trying to find a place I've never been
Throw my cares away
The sun kisses my soul
and peace has taken hold

It's all about me
It's not about you
I need to be free
I've got to be true
It's nothing you said
It's nothing you do
It's all in my head
I've got to move on
Don't have to be sad
You know that I care
I'll never forget
the things that we shared
I know my heart
It never felt bad
It's not about you

...It's all about me
It's all about me."

16 comentarios:

Reyes dijo...

Quédate con las cosas buenas, bienvenidos los cambios y los cruces de caminos; que no te faltes tú mismo y tu amor, y que el mundo ruede.
Dos o tres personas buenas también en la blogosfera enviándote su calor , será digno de tenerse en cuenta.
Un abrazo y ánimo.

genestel dijo...

Reyes...muy digno de tenerse encuenta, ¡y no sabes cuánto!Me quedo con tu abrazo y con los ánimos...!, pero uno se repone a todo por sueret!.

Un besazo!!

añil dijo...

Hay mucho dolor en tus palabras y no creo que nadie merezca eso.
Hay un párrafo ( No he querido sacar ante ellos, mis amigos, tanta pena porque no me gusta el rol de víctima, no he querido cargarles con algo extra ya que ellos también tienen problemas... pero he necesitado que me dieran un empujón para escupir toda esta mierda... y no ha sido así. Lo malo... es que todos mis amigos viven fuera, lejos de aquí... y soy yo el que siempre se tiene que mover, desplazar, buscar... y sin fuerzas, ni ganas, ni ilusión... no los voy a encontrar..) que casi podría haberlo escrito yo hace unos días y mira, aquí sigo, intentándolo.

Tú puedes y tienes a Veteli (por un momento me he preocupado por lo vuestro)y a muchas personas más que seguro ahora no recuerdas por el bloqueo que produce el dolor.
Ánimo y piensa que nadie tiene el poder de herirte si tú no quieres y yo sé que no quieres.

Un beso

genestel dijo...

Hola preciosa añil...

No quiero así que nadie lo conseguirá, pero sabes lo duro que es a veces todo y más cuando es... prefiero no hablar sobre ello, pero te aseguro que es muy, muy fuerte...

En fin, como bien dices, tengo a veteli siempre al lado, con su fuerza, sus ánimos y su apoyo incondicional... y es lo que me hace seguir con mucha felicidad (ahora mismo preparando una escapada alucinante a Mallorca la semana que viene), y eso no tiene precio.

Y como dice Reyes, con dos o tres o cuatro personas buenas en la blogosfera enviandome su calor... ¡y eso también es algo precioso y único!

Gracias mi querida añil, gracias...

Un besito.

Roddo dijo...

Hola, Gene!

Después de varias pasadas por aquí sin tener novedades, veo que vuelves poco a poco a retomar tu diario.

Poco puedo decirte que te anime, porque se que todo ha sido muy duro y difícil estas últimas semanas y meses.

Me gustaría poder estar más cerca para poder abrazarte y quisiera que las llamadas "del mes" fueran las llamadas "de la semana", pero por ahora no es posible y es lo que hay. El resto, entre tus nuevos horarios y los míos, pues, ya sabes.

Ayer, llegó desde las españas exóticas un nuevo envío, con mi libro y mi rosa del día de Sant Jordi, mi diario en catalán con las nuevas de esa celebración y con esa carta que tiene un matiz diferente a los mails y las respuestas de blog... Leyendo tu post, me ha dado algo de pena, más que nada porque alguien como tú no merece que le pasen estas cosas, pero ¿sabes?, en la carta que me escribiste leí algo que me dejó boquiabierto y creo que es lo más acertado que alguien te pudo decir, más aún, sin conocerte siquiera: "Para Ángel, que no se llama Ángel porque sí, sino porque ejerce de protector de personas que no tienen alas..."

Lo que proyectas, lo que eres y vales, hace que alguien como Veteli o yo te queramos tanto...

Lo rescatable de todo, al final de cuentas, es esa sensación de que, a pesar de la pena impuesta por los demás, puedes decir con la frente en alto que diste tu mejor esfuerzo... SIEMPRE.

Te quiero mucho, Gene. ;-)

P.S. Gracias por todo.

genestel dijo...

No sé, es complicado todo, demasiado, y más cuando lo único que buscas es vivir en paz y con la mayor tranquilidad posible pero te encuentras con cientos de zancadillas, amenazas y juegos sucios que hacen que uno pierda la fé en el ser humano.

Y me refugio en veteli, en ti... en hacer bien mi trabajo que necesita mi máxima concentración mientras lo llevo a cabo (consiguiendo que no pueda pensar en nada aparte de los cuidados que ofrezco en ese momento)y en planificar mi nuevo hogar -si lo conseguimos- imaginando en cómo será nuestro estudio y en cómo empezaré, d enuevo, a escribir un montón de cuentos que me hierven en la cabeza y que me piden salir ya...

Echo de menos a mis amigos de aquí, siento como si los hubiera perdido, me siento incluso hasta desplazado -intento no pensar eso y en no darle importancia pero los sentimientos son incontrolables- y añoro aquellos días que pasábamos juntos entre risas e íntimas cenas...

Echo de menos a mi gran amiga que se ha perdido en una vida agitada y nueva en la que no tiene apenas momentos para las personas que vivimos alejadas de su ciudad... Pero me siento orgulloso de todo lo que ha conseguido por su fuerza y energía vital y por creer en ella misma, y si nuestra relación tiene que quedar un poco descuidad por algún tiempo, pues tampoco pasa nada...

Echo de menos a mi amigo, el que también se fue a vivir a la capital, porque también está muy ocupado descubriendo nuevas relaciones y viviendo la vida porque mucha falta le hacía...

No puedo evitar el extrañarlos y el verlos una vez cada... una vez cada cuando podemos. Y les reprocho nada, no estoy enfadado, no... es algo que siento y que intento que este sentimiento se largue...

Hoy soy muy valiente por decir todo esto en abierto y de forma pública... pero es que loc ierto es que no me importa y tampoco pasan tantas personas por aquí.

¡Qué duro esto de los sentimientos!, ¿verdad?

Gracias a ti, por creer en mi, por estar siempre detrás de mi, por estar en la sombra... por estar a mi lado.

Me voy a limpiar las lágrimas y los mocos que ya me están molestanto.

Sabes que también yo te quiero mucho.

genestel dijo...

Roddo querido... ¿qué se puede contestar a estas palabras tan hermosas qué me dices...?

Quizá no es una buena época (eso por supuesto, quizá he llegado a un tope imaginario porque por algún lado tenía que haber una invisible válvula de escape, quizá he confíado demasiado, quizá me he entregado mucho... no sé, pero la sensación es tan amarga que por moemntos se me viene el mundo abajo. Y remonto. Y vuelvo a caer un poco en la desesperación. Y así a cada momento, cada minuto, cada día...

Ayer tuvimos una reunión para ver si podíamos hacernos con el piso que queremos y, al salir, me ahogué, me faltaba el aire, me salían las lágrimas solas porque todo son trabas, cuerdas que te atan, agobios... y escapamos a la playa a pasar la tarde. Nos fuimos a Sitges a ver el mar, a pasear, a cenar en unpequeño restaurante romántico frente a la playa, a saborear un vino que tan sólo hacen en ese pueblo (y que pasa factura de forma instantanea) y a estar los dos, a comentar dónde hemos fallado con los demás y a no esperar nada de nadie... Volvimos tarde, muy tarde y fuimos directos a la cama para no dormir y navegar por el edredón con la cristalera abierta para ver las estrellas...

Al despertarme hoy, la sensación es la misma, una sensación tan agria que se te queda atrapada en la graganta y no sube ni baja, es tan simple como que s eha quedado fija.

veteli me ha llamado para decirme que parece que lo del piso (en Sabadell) parece que sigue para adelante y que nuestra solicitud anda medio aceptada por el banco (la compra de este inmueble es algo complicado sobre todo por mi situación tras el divorcio), pero por lo visto les está interesando... De momento esperamos la llamada del director financiero y, con un poco de suerte, hasta conoce a veteli...

Roddo, tú haces ya mucho por mi, sabes que siempre te llevo a mi lado y que te echo de menos como jamás he añorado a nadie, que muchas veces sueño con tomarnos un cafecito juntos mientras vaciamos nuestras almas y nos quedamos tan a gusto sin solucionar nada pero sacando todo fuera para que no se quede enquistado...

La distancia nos separa, una larga distancia que es muy difícil de superar por mil motivos diferentes, pero yo sé que te tengo siempre y sé que eres el mejor amigo que jamás he tenido... recuerda que más d euna vez te he dicho que eres el hermano de mi alma...

No quiero dar pena, eso no es lo que busco -en absoluto-, tan sólo tenía que sacar fuera de mi todo eso de alguna manera y esta era la más adecuada en estos moentos, para no ir con la cabeza gacha y sin poder mirar al cielo. No busco nada con esta actualización, tan sólo... tan sólo ir dándome ánimos a mi mismo para estar un poco mejor conmigo mismo.

Han sido tiempos difíciles y complicados, me han regalado lo peor de las personas y está diendo muy duro encajarlo, sobre todo... sobre todo... bueno, tú ya lo sabes desde el primer momento.

Has conseguido emocionarme y hacerme sonreír a la vez, has conseguido que te eche aún más de menos si eso es posible, has conseguido que me reafirme en lo grande y especial que eres y que doy gracias al día en que nuestras vidas se cruzaron por el oceáno virtual.

Roddo dijo...

Gene:

Pues a secarse las lágrimas, limpiarse bien los mocos y todo lo que haya que limpiar, que hay que seguir dando la pelea! ;-)

Mil abrazos y mucha fuerza para tí, desde el hemisferio sur.

genestel dijo...

Roddo, ¡eso haremos!

;)

genestel dijo...

De parte de lo_menorca:

Angel, desde el 10 estoy intentando entrar y dejar comentario en tu blog, pero me es imposible, no me da paso, me pide una clave que no entiendo, creia que era por problemas técnicos, pero ahora veo que sigue durando y me decido a contestarte por aquí.

Veo que estás pasando una mala época, veo que hay gente que te ha hecho mucho daño, no sé si en la vida real, o en el fotolog, o en ambas partes.

Sólo puedo decirte que tanto en la vida real como por aquí, seguro que no todo el mundo está deseándote lo peor, sino que si buscas seguro que vas a encontrar gente que te quiere y que te apoya.
Aunque digas que te vas a volver malo y todo eso, desengáñate que no vas a hacerlo, los que somos así, somos así y punto. Aunque nos digamos miles de veces que no tenemos que ser tan confiados, y todo eso, al final seguimos igual de confiados que siempre, y hasta a veces tenemos la suerte de encontrar verdaderas personas y no sólo gente llena de envidia y resentimiento.

Yo he llegado a la conclusión de que todo en la vida sirve para algo, que todo sirve para un fin, tanto lo bueno que pasa como lo malo......... todo tiene su razón de ser. Hasta que se hayan muerto mis padres en tres semanas, seguro que ha sido por algo, que ya lo veré y entenderé más adelante.

Yo en tú caso no me haría mala sangre, apóyate en las personas que te quieren, y las demás pasa de ellas....... si digan que digan, cuanto más caso les hagas, más te vas a hundir en un pozo que no tiene

genestel dijo...

(Y sigue):

Vaya rollo que estoy poniendo, hasta se me han acabado las palabras.....
....... sigo y acabo.......

en un pozo que no tiene final.
Tú a lo tuyo, a tú vida, al vivir.............. y esas personas que vivan la suya, y que te dejen en paz.

Tranquilo y lo importante es vivir, y como todo pasa tan aprisa, hasta la vida, no la ocupes con odiar a esa gente.
Aunque sé seguro que no va a ser así.

Un abrazo de lo más fuerte.

lo_menorca

Runner dijo...

Piensa que lo bueno de este tipo de situaciones es que acabas conociendo mejor a la gente que te rodea. Así ya sabes cómo respiran y podrás protegerte de ellos para la próxima vez.
Te deseo toda la suerte del mundo con tu nueva casa. Ilusionate con esta nueva aventura y ríete de los que quieren tu mal. Besos desde el sur.

genestel dijo...

Runner:

Y me quedo con tus besos que me llenan de alegría y que me reconfortan mucho!!

Si que estas cosas hacen que conozcas mejor a las personas y que de esa manera puedas apartarte, pero... pero a veces esa separación es más que triste y muy dolorosa.

Ha sido muy duro todo lo que nos ha pasado... pero aquí seguimos hacia delante y con la cabeza bien alta.

Un besote enorme, tete.

genestel dijo...

lo_menorca:

Gracias.

Runner dijo...

Gene, te dedico este tema para que te agarres a él en estos días: http://www.youtube.com/watch?v=3gvLRAmKBqc

genestel dijo...

Y me agarro bien...

;)