Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

domingo, 27 de noviembre de 2011

Nueva medicación













Hace mil que no aparecía por aquí..., y es que por mil razones, no me apteceía nada de nada. Creo que me he desengañado muchísimo del cibermundo y del mundo real, y encajar las cosas, a veces, no es tan fácil ni como parace, ni come se dice. Porque decir (o en su defecto abrir la boca), es mucho más que fácil que saber encarar las situaciones y seguir pa'lante.

Quizá debería de estar más que aprendido y trabajado, quizá a estas alturas de la vida las sandeces de los demás no deberían afectarme, quizá no debiera tener escrúpulos e ir bastante más a la mía,..., quizá..., pero el caso es que parece que nunca deje de sorprenderme.

la visita de mi hermana fue como abrir una venyana y dejar que enormes cantidades de aire fresco y venidero entrasen a borbotones inundando todas las estancias y rincones, trayendo gratas sorpresas, apretando lazos y uniendo a muchas personas, más de las que hubiera podido imaginar. Y ahora la echo tanto de menos...

¿Novedades...?Muchas, de buenas y de malas, de inesperadas y de esperadas, de dejarte con la boca abierta o con la boca cerrada (según el caso...). La mejor es que mi trabajo seguirá siendo mi trabajo por un largo tiempo, parece que me he creado un hueco en la empresa y parece que les he gustado, así que mientras no pase nada raro, no me tengo que preocupar por ello. Lo demás..., creo que dá un poco lo mismo, son cosas que pasan, que vienen y van, y que se acaban aceptando apenas sin darte cuenta de ello.

Puede que ya sea hora de no dar tanta importancia a las cosas, y parece que lo estoy consiguiendo (tarea nada fácil y bastante "desgratificante"), ha sido como pasar la pelota (o la patata caliente) al otro canpo, y mira tú, que ellos decidan.

El otoño está en pleno auge, las mañansa y madrugadas son heladas,apetece meterse en un pequeño café a charlar y a tomar algo, apetece quedarse en casita viendo una peli, apetece cenar en un íntimo restaurante, pasear por las calles y sentir las mejillas frías a causa del viento que está anunciando la llegada de otro invierno...

Bueno, tras estas divagaciones, espero seguir actualizando y participando del mundo bloguero (y folologuero) sin darle demasiada importancia a las cosas, ni del lugar de donde procedan.

Y por eso tomo esos medicamentos que aparecen al principio del post. Y os puedo asegurar que ¡son una verdadera maravilla! A veces hay que saber pasar y no mirar atrás.















4 comentarios:

Jon dijo...

pues cuando quieras preparo el video y la cafetera. :)

genestel dijo...

Jon, cuando me lo propongas!

Runner dijo...

Bienvenido de nuevo. Yo también voy a comprar grandes toneladas de Keledén para ir repartiendo, sobre todo por mi trabajo ;) ¡Besote!

genestel dijo...

Runner, ¡es la mejor medicina!A falta de pastillas rojas...

Mee stoy planteando el cerrar todos mis sitios on line..., no me siento demasido bien últimamente...

Un besote!