Habla, opina, critica, platica, conversa, dialoga... tod@s somos bienvenid@s...

martes, 22 de febrero de 2011

"El tonto y la oportunista" ( o " El poder del sexo...")




Bueno, lo genial del mundo es que en todas partes se cuecen habas. Y da igual de dónde sean, del partido qué sean (pero parece que a los de derechas la doble moral les pone -y mucho-). o el tipo de creencias que tengan... al final el sexo se acaba imponiendo.

Lo que más jode es que parece que nadie predica con el ejemplo, quiero decir que por delante ponen una cara y la real... la cara real es otra por completo diferente y muy alejada de la inicial. No me importa lo que haga cada uno (cada uno es libre) pero lo que no puede ser es que "donde digas digo digo Diego", ¡no quieras aparentar lo qué no se es!

Y todo viene por esta noticia con la que me topé en el periódico:

"Se ofrece congresista rubio de ojos azules.

Dimite el republicano Lee tras aparecer semidesnudo en una web de contactos.

Otro político de USA en el ruinosos negocio de engañar a su mujer. En este caso fue sólo intento, no hubo consumación. Pero el caso del congresista republicano por New York Christopher Lee tiene una nota añadida d emorbo.

En una ingenuidad casi conmovedora de puro rídicula, el político de 46 años, que se identificaba a sí mimso como un divorciado de 39 y con un hijo pequeño, respondió a un anuncio de una mujer que buscaba una relación a través de la página de contactos Craigslist. Envió un autorretrato ante un espejo sin camisa y marcando músculo.

Una mujer que se describía residente en Maryland, de 34 años y funcionaria del Gobierno, colgó un anuncio el mes pasado en la sección "Mujeres buscando Hombres" de Craigslist. En uno de los muchos correos electrónicos que la mujer recibió, el congresista se definía como "un tipo divertido, en forma y con clase". "Prometo no defraudar", decía Lee en otro.

La receptora de los correos cortó el contacto con el político cuando intuyó que podía estar mintiendo (a lo que yo añado que esta señora ahora va de dulce, cándida y mojigata cuando lo que buscaba era sexo como el tipo este, vamos), que ni estaba divorciado ni era quien decía ser ya que, por supuesto, introdujo sus datos en Google y descubrió quién era (a lo que vuelvo a añdir que fue entonces cuando se dió cuenta de la pasta que podía embolsarse con semejante historia). Quizá fruto del engaño llego la necesidad de denunciar el caso (¡ja!) y la mujer en cuestión -que ha pedido seguir siendo anónima- envió toda la corrspondencia y la famosa foto a la página de rumores y cotilleos Gawker, que publicó lo sucedido.

Tres horas después de que Lee apareciera semidesnudo de cintura para arriba en Internet, el congresista dimitió."

Fuente: Yolanda Monge (Washington)- El País

Desde luego lo del congresista es de tontos, pero lo de la tipeja no tiene nombre, bueno sí ¡oportunista!

5 comentarios:

Runner dijo...

Gene, podías haber titulado la entrada como "El tonto y la oportunista" Jajajaja. Yo la foto del espejo la veo muy gay, porque (a mí por lo que me cuentan) parece un calco de las que circulan por sitios de contactos entre hombres. Será que los heteros también se venden mediante esa pose cutre en el baño y enseñando cámara o móvil :) ¡Qué asco la doble moral!

genestel dijo...

¡Jajajjajajajajaajajajaaaaa!Pues voy a cambiar el título ahora mismo... ¡muy acertado1
Sí, yo también lo había pensado, es una foto muy gay... ¿habrá más sobre "el tonto" qué no ha salido a la luz...?

Lo de la doble moral no tiene respeto ni vergüenza...

Besote-te!

Reyes dijo...

Bueno, no habría lugar para oportunistas si la gente fuera más abierta de mente.
Que tiene usté una foto del congresista con el culo en pompa ?
Pues a mí qué me cuenta , señora.
Pónglae un marco, yo que sé.
Entiendes?
Lo que no debería vender es la privacidad de la gente .
Pa mí que más tontos son todos los demás.
Un beso, Genestel.

Roddo dijo...

Mira que le encuentro la razón a Reyes, Gene. Que el congresista es un imbecil (mira que engañar a su mujer en una red social y colgando fotos a rostro descubierto si es un personaje público). Cuento a parte la mujer esa, que delata al que en un comienzo se lo imaginaba dándole hasta por las orejas y que luego, pone en evidencia haciendose pasar por una pobre víctima, pero finalmente todos tenemos la culpa de que este tipo de cosas tengan tiraje en la prensa, porque nosotros mismos somos los que compramos estos chismes.

genestel dijo...

Reyes, Roddo: una parte de lo que quería decire ra lo que habéis dejado escrito.

Un besote!!